martes, 30 de julio de 2013

DIY Serigrafiar camiseta

     La fiesta de la que hablaba ayer, tiene un nombre. Como conté también, llevamos 5 años haciéndola cada año y ya se hacen cosas oficiales (como que ese día se hacen brochetas, como que la gente se pelea por ser el primero/la primera en coger lo que salga de la barbacoa, o como que el que esté de cocinero se termine mosqueando porque no lo dejan asar en paz, jaja). 

     Este año el organizador y yo, que intentaba ayudarle, hablamos de hacer unas camisetas con el nombre o el logo de la fiesta.

     En principio diseñé el cartel de este año (diferente al del año pasado, que enseñé aquí) y queríamos hacer una prueba unas semanas antes por si la gente se animaba y quería hacerlas. Yo pretendía comprar un líquido que hay para transferir dibujos en papel a camisetas, pero es que aquí en el pueblo he encontrado pocos sitios en que supieran lo que es o que eso existe, y ninguno que lo tuviera en stock. Así que pasamos al plan b: pintura en spray. Se nos fue de fecha y no pudimos ofrecerlas, pero ya hemos probado para otro año, jeje.


Foto de Google ¿?
     Encontré un stand en el bazar de turno y había un naranja fluorescente que me llamó poderosamente la atención. En el cartel que diseñé el color de las letras era rosa neón, pero sospecho que a Organizador no le haría gracia, así que quedé muy contenta cuando encontré ese naranja!

     Lo que hice fue diseñar una plantilla, en papel, con el tamaño que quería e imprimirlo. Pasé a otro papel más grueso después. Cuanto más grueso mejor, pero claro, más difícil de recortar. Porque ese es el siguiente paso: recortar las letras.

     Con un cúter, un cartón debajo para no arañar la mesa y muchísimo cuidado. Usando una regla como guía para las partes rectas y poniendo todo el pulso que pude para las curvas... si que iba para cirujana!




     Una vez que estaban todas recortadas tuvimos* que ingeniárnoslas para que quedara sólo eso al descubierto y poder pintar sin dejar naranja todo lo demás y que las letras quedaran bien marcadas. Puse la plantilla sobre la tela, llenamos todo lo de alrededor con papel de periódico y procedimos.

     Hay que estar en un lugar bien ventilado (yo directamente lo hice en el patio), agitar bien el bote, y disparar a unos 20-30 centímetros. Le tuve que dar dos manos. Resultado: aun poniendo el papel, quedó un cerco naranja. No se notaba mucho y las letras quedaron definidas. El problema? pues que al ser papel y mojarse con la pintura, se levantaron un poco los bordes. Pero aún pudimos usar la plantilla las 3 veces que necesitábamos*.




     Ahí se ve cómo en las letras hay picos y vueltas que deben quedar bien fijados a la tela porque si no, no se entienden las letras. Pegamento. A lo loco!

     Cogí el pegamento en barra, que al fin y al cabo es flojillo y suponía que se podría despegar de la camiseta y puse un poco en las partes que tendrían más problemas. La fijamos* a la camiseta, protegimos* los alrededores y pinté (por cierto, como era poquísimo lo que pintamos, no usamos* guantes ni mascarilla, muy mal, hay que usarlos). Otra vez el cerco naranja... y es que claro, al ser como un gas, se extiende por todos lados... y entonces lo vi claro: habíamos estado poniendo el protector encima d la plantilla, y ¡¡hay que ponerlo debajo!!. Sin llegar a la zona hueca, pero que la plantilla pise un poco lo demás. Una vez lo hicimos así, quedaron perfectas.

     Lo único que cuantas más veces echas pegamento y luego lo despegas, más riesgo de que se quede parte del papel ahí (y si es pintado, como en mi caso, es fatal... pero de los errores se aprende, jajaja).

     Me ha gustado y creo que puedo hacerlo para otros eventos, aunque me buscaré una lámina de esas de plástico, que no se estropeará al mojarse de pintura y me servirá para más veces. Espero que se corte bien. ¿Alguien que lo haya hecho me puede decir si es buen material?

     Todo el mundo me preguntó por la camiseta en la fiesta, jajaja.



     Por cierto, mi camiseta la compré en Decathlon por "ná y menos", una M de hombre, y la cosí a modo de blusón, exactamente igual que hice con la camiseta de Darth Vader (aquí).

PD (post editado). Los * hacen referencia a "Organizador", con quien estuve serigrafiando las camisetas, jeje

lunes, 29 de julio de 2013

Cupcakes para la fiesta (parte I)

     Como ya conté por aquí, cada año mis amig@s y yo hacemos una "fiesta ibicenca" (aunque sólo consiste en que vamos todos de blanco) e intentamos hacerla un poco especial preparando el cartel, haciéndonos un montón de fotos y preparando cosas que normalmente no hacemos para otras barbacoas. La de este año fue este sábado pasado y, entre otras cosas, preparé cupcakes!

     Como quería probar más de una cosa con mi batidora nueva*, hice dos tipos de masa para el bizcocho, y dos tipos de cobertura. Las recetas las busqué por Internet y luego modifiqué un poco según conveniencia para adecuar las cantidades y tuve suerte, porque no me sobró ni me faltó cobertura ni nada.

     Pondré el primer modelo de cupcakes que hice: bizcocho de vainilla con cobertura de nata con chocolate



     Cogí una receta de un blog que todo el mundo conoce a estas alturas: Objetivo cupcake perfecto. Se puede ver aquí.


Los ingredientes son: 115 gr.  de mantequilla, 200 gr. de azúcar, 3 huevos, 200 gr. de harina, 1'5 cucharadas de levadura, 120 mil. de leche semidesnatada y una cucharadita de extracto de vainilla. La preparación es como la de cualquier otro bizcocho, incluyendo los 20 - 22 minutos de horneado.

     Como siempre, tengo mis peculiaridades: normalmente para mi casa uso la harina bizcochona de Mercadona, y me va muy bien. Pero esta vez usé una harina diferente. Aunque ponía que era especial para repostería, no es como la que suelo usar... El resultado es que cuando salieron los primeros quedaban huecos por debajo.  Qué disgusto!


     Indagando un poco por el maravilloso mundo virtual, descubrí que con algunas harinas había que dejar reposar la masa un rato antes de proceder a hornear. Qué susto! creí que había echado algo en mal estado. La segunda vez la dejé reposar y ya quedaron perfectamente. Aunque creo que hubiera estado bien un poco más de levadura...

     Para la cobertura usé una receta que había visto mencionar en ese mismo blog en un post en que contestaba precisamente una pregunta que yo me había hecho: "si no me gusta el buttercream ¿qué puedo usar?". Y la respuesta era "nata trufada" o algo así. Es muy fácil: 

     Nata trufada:

- 400 ml. nata para montar
- 400 gr. chocolate fondant

Se pone en un cazo a fuego lento (y sin que llegue a hervir) hasta que el chocolate se derrita por completo y la mezcla sea homogénea. Se deja enfriar 2 - 3 horas en el frigorífico y después se monta con la fantástica batidora de varillas nueva (jeje). Se pone en la manga pastelera y ya se puede decorar. 

     Yo lo hice con la mitad de ingredientes porque no quería hacer tanta cantidad. Como nunca lo había hecho preferí no arriesgar demasiado y si me faltaba, usar otra cosa de cobertura (aunque fuera mas trabajo). Me dió para 22 cupcakes.

     Como digo, en vez de 12, me salieron 18 cupcakes. Para la fiesta tenía que hacer bastantes, así que preparé otra vez la masa pero esta vez la modifiqué un poco y quedó así:



     Una vez fríos los decoré con la manga pastelera.

     Volví a hacer otra masa y otra cobertura (que publico otro día, lo prometo) porque a la fiesta llevamos todo esto:





*Finalmente fui a devolver la batidora y compré una más barata en otro sitio...  aunque no es tan bonita, funciona bien y me sirve

sábado, 27 de julio de 2013

Canción del verano renovada...

     Hay canciones que, simplemente, no pegan para el invierno

     ¿Alguien se imagina bailando como loca esto en pleno invierno?


     Bueno, ¿a quién quiero engañar? Yo lo haría! JaJaJaa.

     Esta canción es por lo menos de principios de los 90. Pero todo el mundo que conozco, ¡la conoce! Puede cantar al menos el estribillo y... la reconoce como canción del verano. ¿Habéis escuchado la letra? No tiene desperdicio!

     Pues este año, han decidido volver a ponerla de moda (aunque no sé si lo están consiguiendo mucho). Los mismos: Proyecto Uno, pero con un tal Henry Méndez y sonido electrolatino. Videoclip nuevo con bailecitos haciendo el tiburón, chicas en biquini (si no, no es canción veraniega) y gente guapa bailando en discoteca. Pero lo que me ha encantado a más no poder, es el bañador de tiburón!!! 


     Es que se lleva mucho ahora esto del reciclaje...

     Canciones del verano reutilizables ¿sí o no?

jueves, 25 de julio de 2013

DIY zapatillas blancas ¡por fin!

     Hace meses ya que me había comprado las zapatillas blancas del Primark (las de aquí)



     Esas que se ven ahí abajo entre todas las cosas que compré esa vez. Como dije, no eran para dejarlas así tal cual, sino para personalizarlas. Cosa que me encanta.

     A falta de una idea que se mostrara mejor y teniendo en cuenta lo que me gustan los colorines en todo, decidí pintarlas.

     He usado pintura acrílica, que lo mismo vale para tela (los zapatos son así de loneta) y le fui haciendo fotos durante el proceso (que me llevó un par de horas).

     Por detrás pinté dentro de las costuras que trae el zapato.



     En principio iba a ponerlo en tonos pasteles


     La verdad es que pinto un poco a lo loco, sin patrón. Le hice unas líneas a lápiz para guiarme... pero lo cierto es que al final pasé de ellas porque las había puesto diferentes en cada zapato y claro, se veía feo. 


     Pinté por un lado y otro y añadiendo detallitos. Ya digo que no llevaba una idea muy clara al principio, simplemente disfrutar pintando.




     Se ve que los colores pastel no son lo mío... porque fui poniéndolos cada vez más vivos sin darme mucha cuenta (no es que tenga cientos de botes de pintura, tengo lo básico y los voy mezclando para conseguir el tono que me gusta)


     Hasta que quedaron terminados!!




     Habéis hecho alguna vez algo de esto?



PD: Felicitad a los Santiagos, hoy tenía que ser el día grande del patrón de España pero a veces las cosas suceden donde y cuando menos lo esperamos :(

miércoles, 24 de julio de 2013

Regalo de cumpleaños!

     Mi cumpleaños es dentro de un mes, pero he pedido el regalo por adelantado para aprovecharlo ahora, jeje.



     Ni más ni menos. Lo que pedía ayer.

     Y esto es porque de todas formas quería comprarla, y ya que estamos, la pedí de regalo y me la compraron! xD Soy super happy! Ya la enchufé y todo y funciona... Ahora hay que usarla (eso significa que habrá más post de recetas, jaja).



     Pedí una prestada antes de comprar para así probar si me venía bien. A la hora de comprar, no encontré una igual, básicamente me traje la que encontré en el centro comercial más cercano. Sé que puede que haya ofertas mejores en otros sitios pero... ¿y si me cuesta más la gasolina de ir a buscar esas cosas y al final el producto sirve igual? No sé, son cosas que también creo que hay que valorar.

     Aunque la quiero principalmente por las varillas de montar, no me viene nada mal tener lo demás para (si es que llega) el día que me independice, jaja.

     ¿Tenéis de este tipo? ¿Le dais uso?

martes, 23 de julio de 2013

Cupcakes de tinto de verano

     Volvió a entrarme la vena repostera y, con vistas a una fiestecilla con mis amigos, probé a hacer unos pastelitos de un sabor curioso, que no fuera lo habitual... La estrella de esta estación... Tinto de verano!

     Vi la receta en el blog Silvia Happy Bakery, un blog encantador con un montón de recetas y unas fotos preciosas (de hecho ya puse una de sus fotos en este otro post).

     El caso es que necesitaba herramientas. Concretamente una batidora eléctrica de varillas, porque hacerlo con la thermomix no es factible. Creo que ya lo comenté en otra ocasión, que ese aparato es muy útil... pero tampoco es la panacea. Para buttercream no lo veo, porque se calienta el motor y al ser de vaso, calienta lo que hay dentro y eso no viene bien para la mantequilla. 

Copio la receta:

Para lo de abajo (bizcochito):

- 200 ml. de tinto de verano
- 200 gr. de harina
- 200 gr. de azúcar
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 2 huevos
- 115 gr. de mantequilla

     Se pone en un cazo la mantequilla con el tinto y se mantiene a fuego hasta que se derrita la mantequilla y se integre todo.  La mezcla se echa en un bol y se mezcla con la harina tamizada, la levadura y el azúcar, batiendo hasta que esté homogéneo. Después se le añade el huevo y la vainilla y se vuelve a batir.

     Se rellenan las cápsulas (sólo 2/3 de su capacidad) y se hornean unos 20 minutos a 180º (a mí siempre se me olvida mirar la hora a la que lo meto y no sé siquiera si mi horno tiene temporizador... así que cuando los veo doraditos por arriba, les hinco un pinchito y si sale limpio, es que ya están listos)

     Hay que dejarlos enfriar completamente antes de ponerles buttercream encima.



Quedan con un color raruno debido al color del tinto, jeje. Pero estaban ricos ricos!


Para lo de arriba (buttercream):

- 115 gr. de mantequilla
- 85 ml. de tinto de verano
- cantidades industriales de azúcar glass tamizada o de icing sugar, que es lo mismo pero aún más finita, por lo visto (en la receta pone unos 425 gr...pero puede que haga falta más).

     La preparación es fácil, se pone en un bol y se bate muchísimo a velocidad media-alta. Yo puse la mantequilla y el tinto, y mientras batía fui incorporando el azúcar (con la inestimable ayuda de Sr.AA) hasta que vi la consistencia adecuada (que es pringoso a tope, que se te quede pegado por todos lados, y que las goteras que salpique formen una pequeña costrita al secarse). 


Le puse colorante violeta porque quedaba rosita y no era tan de color tinto...
     No quedaron nada mal, creo. La buttercream queda muy bonita cuando la pones con la manga pastelera (nótese mi manga pastelera improvisada con una bolsa para congelar a la que le "enchufo" una boquilla).





     Queda muy brillante y una vez echado no se mueve nada. Como mencioné antes, queda por fuera una leve costra que hace que se mantenga. Las dejé fuera del frigorífico y me aguantaron perfectamente (y eso que por aquí rondamos los 40º y en mi casa no hay aire acondicionado), pero es verdad que no pueden pasar calor, habría que meterlos en el frigorífico.


En estas fotos sale el color más raro pero supongo que es culpa del color del fondo...


 Conclusiones:

- todo sale mucho mejor con una batidora de varillas (necesito una, ya he pedido que me la regalen para mi cumpleaños :P) 

- no sabían a tinto, sólo me sabían a mantequilla super-hiper-dulce...

- definitivamente no me gusta la buttercream, por más bonita que quede.

- necesito unas boquillas de manga pastelera en condiciones, no la chorrada que tengo!

     Seguiré probando cosas nuevas.

     ¿Os gusta la buttercream o también os parece demasiado empalagosa?

domingo, 21 de julio de 2013

Domingo de uñas amarillas

     Que nooo, que no es que estén amarillas por la cantidad de esmaltes malos que me pongo. Es que el amarillo, el color del astro rey, del antiguo metal más preciado... y de todo lo que sabe a limón, me parece un color muy veraniego.

     Me dio por pintarme las uñas de los pies en este color, así que tuve que ponerme las uñas de las manos a juego. 

Es otro domingo amarillo!



     La laca amarilla que tengo no es muy buena, ni queda bien si la pongo sola, así que me armé de paciencia para echar capas y empecé con una blanca antes del amarillo. Después de que secara, puse una capa de amarillo, dejé secar y puse ooootra capa de amarillo para que quedara este color (si no, salía muy claro y con muchas vetas).

     Las de las manos nunca me gustan así tal cual, así que después de buscar inspiración, decidí pintarlas así, pero era un poco trabajoso: primero dar una capa de la base para manicura francesa a toda la uña y esperar a que secara completamente. Después, poner la cinta adhesiva.
Las típicas pegatinas que hay para la manicura francesa no me servían porque pegan muy poco y son curvadas, así que directamente la cinta adhesiva y listo. Lo malo: a veces se pega demasiado, y tuve que hacer una mano y luego la otra para poder manejarme bien.

Puse la cinta como se ve en la foto y pinté una capa blanca. Luego otra capa blanca. Luego una capa amarilla. Y por último otra capa amarilla. Despego la cinta y dejo secar completamente para al final aplicar el top coat para proteger y dar brillo por igual.

El resultado es que una parte de la uña tiene dos capas de laca y la otra tiene 6!! Queda un pequeño escaloncito...


     Pero bueno, al final estoy contenta con el resultado. Es un color que solo puedo llevar en verano, así que quería aprovechar, jeje.

     ¿Alguna vez lleváis las uñas de este color?

jueves, 18 de julio de 2013

Tengo una obsesión

     Yo creo que es una obsesión. No soporto las faltas de ortografía.



     No soy buena escritora, pero siempre he procurado no cometer faltas de ortografía. De hecho, siempre digo que o no serviría para escribir un libro... pero sí para corregirlo (ya lo sé, es más fácil, pero a cada uno lo suyo, jeje). 

     Evidentemente no escribo siempre como aquí, que intento hacerlo bien, en msn o por sms o actualmente en whatsapp escribo muy diferente, uso las "q" solas, pongo "k" en vez de "qu", o me como las terminaciones como buena andaluza. Tiendo a escribir sin tildes y como hablo: "me comio un helao" en vez de "me he comido un helado". Pero sé las normas y sólo me las salto en esas ocasiones. 

(no sé de quién es esto, estaba en un foro o algo así)

     Y entiendo que poner "q" en vez de "¿qué?" es ahorrar en tiempo y en caracteres. Lo que no me vale son las pobres excusas de la gente que dice que es por "ahorrar tiempo escribiendo" cuando ponen "olle" en vez de "oye". ¿Alguien le ve sentido?. Porque me parece un poco absurdo que se diga que es para ahorrar y está poniendo 4 letras en vez de las 3 que hacen falta... 

     El caso es que suelo decirlo (yo lo sé, soy de esas personas que si no dice lo que piensa, revienta), y mucha gente se lo toma a mal. Ya sé que no tengo porqué decirlo, pero a ver, que no lo digo cuando se confunden en "por qué", "porqué", "por que"... porque es difícil y yo también me confundo. Y casi nunca le digo a la gente que ha escrito "hay" cuando quería decir "ahí", porque también suele confundirse (aunque ésto es bien fácil). Pero es que a veces me cuesta leer las cosas porque instintivamente leo esa palabra con el significado que realmente tiene, y no con el significado de la frase. Ni siquiera sé si me estoy explicando!

Aquí lo ví
De aquí

     Cada vez que veo ciertas faltas de ortografía garrafales, me duelen los ojos. Y no creo que tenga que ver con gente que no ha estudiado. Es cierto que hay muchas personas que no han tenido oportunidad y bueno, ahí me callo, pero la mayoría de personas aquí sí que la han tenido, y cometen faltas de ortografía por dejadez o porque no les importa. Que digo yo que están en su derecho de que no les importe... pero es que queda taaaan mal. Por ejemplo en carteles de un negocio, en un presupuesto o factura o cosa así.

Por aquí

     Qué menos que poner los anuncios correctamente... No me sirve de excusa que por ejemplo el mecánico diga que se dedica a arreglar coches y no a escribir, porque en el momento que tiene que poner un cartel o hacer una factura y tiene faltas de ortografía, queda muy mal. Cierto es que no influye para nada en lo bueno que sea arreglando coches, pero si veo faltas de ortografía me da que pensar en una persona poco detallista o minuciosa. Si tenemos en cuenta que va a arreglar el coche ¿qué tal si tampoco es minucioso y se deja, por ejemplo, las tuercas sin apretar en la rueda que acaba de cambiarme?. Accidente seguro.

     Tampoco quiero ser extremista, que las faltas de ortografía no matan a nadie. Pero es que no hay necesidad. Y lo peor es que no sólo se las veo a gente que no ha estudiado más allá de la EGB, no, se las veo continuamente a personas con carrera universitaria incluso. Puse el ejemplo de un mecánico, pero ya digo que no creo que tenga tanto que ver con el nivel de titulación de una persona como de su forma de ser.

     Que sí, que soy muy exagerada, que no tiene tanta importancia... pero no puedo evitarlo, cosas así claman al cielo:

No sé quién es el de la foto, ni quién lo tatuó, porque la foto la he visto AQUÍ, que por cierto es un buen post acerca de la ortografía, no esta patata que estoy rescribiendo yo, jaja

     ¡A ver ahora quién dice que para dedicarte a algo como ser tatuador/a no es importante saber ortografía! 

     Lo dejo ya porque no quiero hablar de l@s que no saben diferenciar dos palabras de una sola "a ver" y "haber", o como suele ser corriente por aquí: "aver". Y ya está, ahí han ganado porque nunca sabrás si se les pasó poner un espacio o es que quisieron poner "haber" y lo hicieron mal...

Aquí

     En definitiva, ¡a escribir bien, que no cuesta nada!

     Lo reconozco, me he sentido identificada cuando he visto esta viñeta:


(PD: normalmente me hago la inglesa en lo que respecta a los signos de exclamación e interrogación, sólo las pongo al final y eso no es correcto en español, pero es mi talón de aquiles en ortografía, no me gusta ponerlas al principio y no las pongo, por eso se me escapan algunas)

miércoles, 17 de julio de 2013

Comida en palo

Aquí



    Ahora han proliferado mucho eso de decorar las fiestas con una mesa supermolona llena de chuches o la comida del cumpleaños/comunión/lo que sea son sus correspondientes guirnaldas de fondo y sus cartelitos monos en la comida. Aunque eso ya existía, ahora parece que son más de dominio público.

     Tipo esto, que es requeteprecioso. Tanto, que yo dudaría en ponerlo en una fiesta para niñ@s, que yo no sé en otros países, pero aquí somos más de arrasar un poco... jeje.










     El caso es que me encuentro miles de estas fotos cuando buscas inspiración para hacer una reunión molona con amig@s, pero la comida nunca me acaba de convencer. Es verdad que estas mesas se usan para los dulces o para algún picoteo variado solamente. Pero yo creo que se pueden hacer comidas algo más consistentes y que no necesiten sentarse a una mesa con sus correspondientes platos y cubiertos (que en un momento dado hacen que sea una reunión más sedentaria... y todavía somos muy jóvenes!). Se me ocurrió que, como al genio que se le ocurrió ponerle palo a los caramelos para que l@s nenas/es no se ensuciaran tanto, se le puede poner palo a más cosas.

     Aunque eso se ha usado de siempre:

Primera idea de "comida en palo"
      O ésta:

Espetos de sardinas, vistos por aquí
     Evidentemente lo del jabalí en la hoguera no es una opción, y las sardinas están mucho mejor ahí en las playas de Málaga. Hay otras opciones de sobra conocidas, y que quedan bien en cualquier barbacoa: brochetas.

Visto aquí
     Muchas veces hemos hecho brochetas con los trozos de carne (vale cualquiera casi, de cerdo, cordero... pero lo que más hemos usado ha sido pollo adobado), intercalando trozos de pimientos, tomate, cebolla... 

     También por el sur son típicos los pinchitos morunos, que normalmente es sólo carne, pero especiada, y están muy ricos.

     Pero no sólo hay porqué quedarse ahí. Hay verdaderas maravillas para hacer y disfrutar. Tomé nota de algunas y espero que os gusten también. (Algún día...)

     Pinchos de gambas

Pincha aquí para receta
     Unas originales piruletas de hojaldre, sobrasada y queso

Receta aquí

     Aperitivos de salmón

Vistos por aquí
     Patatitas y calabaza

Receta estupenda aquí
     Salchichas cubiertas de patata (hubiera flipado con esto en mi niñez!)

Visto por aquí
     Albóndigas con una pintaza increíble y en palitos individuales para no mancharse

Receta por aquí

     Un bocado original y seguro que muy rico (aunque yo tendría que cambiarle el queso por uno sin lactosa, jeje)

Vista junto a otras

     Fáciles y resultonas piruletas de sandwich
     
Ideas por aquí 


     Y de postre, más palos. En la versión sana: fruta

Visto

Visto












































     En la versión antidieta o para l@s más golos@s... multitud de opciones en realidad, jeje, pero aquí un par aparte de los conocidos cakepops que son taaaan trabajosos (ya probé a hacerlos un par de veces, una prueba de mis obras y desastres).

Recetilla
     
     Minitartas en palo!! Fáciles y seguro que riquísimas

Receta aquí

      Y si el calor aprieta, mejor volver a los clásicos del verano:


Clásicos y originales a la vez: polos de margarita. Receta aquí

     ¿Quién quiere tenedores ya?!