viernes, 30 de agosto de 2013

Viernes en Blanco

     Hace ya tiempo que no hablo de los colores aquí y ¿porqué no retomarlo? Por eso, lo del "viernes en blanco". Como ya dije hace tiempo (concretamente ¡un año! aquí)  asocio los viernes al blanco por es el comienzo. El comienzo del fin de semana, de algo que siempre gusta, de lo nuevo...

     Como ya dije, se supone que representa la pureza, la inocencia, la limpieza, la paz... 

De hecho, es el color con el que se representan los partidos pacifistas (acaso no deberían todos pretender la paz?) y ya se usaba como símbolo de buscar la paz desde los siglos XIV y XV. De aquella época es de la primera vez documentada que se tiene constancia de usar una bandera blanca para pedir el cese de hostilidades.



     Aunque se cree que la costumbre de llevar un distintivo blanco quienes estaban exentos de combatir o los mensajeros, etc, es mucho más antigua. 


     Se usa en las guerras para anunciar la rendición, pedir un alto el fuego o parlamentar. De hecho, se estableció en la Convención de Ginebra y el uso inapropiado o engañoso de ella, se considera un crimen de guerra según el derecho internacional (o esto dice la Wikipedia...). 


     Aunque algunas veces en siglos anteriores tiene otra interpretación política. Y es que la bandera con fondo blanco fue usada por el movimiento monárquico en Francia en el siglo XVIII. Inicialmente era el color del estandarte de Juana de Arco, quien lo usaba para destacar su virginidad. Posteriormente, asociado ésto al mundo religioso, fue usada por Luis XIII, que quiso consagrar su reinado a Dios. 



La que fue bandera del movimiento monárquico en Francia: fondo blanco con 3 flores de lis.
     De ahí se deduce que también para la Iglesia tiene significado. Simboliza a Dios, la alegría y la paz, por eso se usa en momentos relevantes como Pascua y Navidad. También en otras celebraciones (que no tengan que ver con la Pasión), como fiestas en honor a la Virgen, que es la más asociada a este color, incluso en Semana Santa, cuando procesionan tradicionalmente con flores blancas


Rosa blanca



Fresias, una de mis favoritas
Lilium, tan elegantes



















Y el Jazmín, tan común y a la vez tan especial.

     Pero sobre todo, me encanta el azahar...




     Es un olor que, simplemente, me hace sonreír!


     Las flores blancas suelen tener un rico aroma, y se usa mucho en perfumes. 


     Englobados como "blanco" hay diferentes tonos, como pueden ser el "blanco roto", "blanco hueso"... Aunque los límites de lo que algo se puede considerar "blanco" depende mucho de la persona, de su visión e interpretación del color. Así un ojo entrenado puede percibir más variaciones y tonalidades que uno que no lo está. Sin embargo, hay un "blanco oficial" por decirlo de alguna manera, el color que se toma como referencia. Éste es el color del sulfato de bario, usado como pigmento en la composición de pinturas. 



     Aunque hay otros, dependiendo de la sustancia que se use...

     El blanco también nos da sensación de limpieza. Es un color como aséptico. Por eso ha sido tradicionalmente el color de las batas de médic@s, veterinari@s, investigador@s de laboratorio...



Eran taaan absurdos, que también me encantaban estos dibujos, jeje
     Pero bien puede ser la decoración de una fiesta



     O incluso su temática (ver aquí


     Para mí siempre será un color alegre. A otras personas no se lo parece porque lo perciben como una ausencia. Pero a mí me parece fantástico por la luminosidad.


     En teoría, ya que refleja toda la luz, y la luz es calor y energía, estar en un ambiente de color blanco sentará mejor que uno negro, ya que toda la energía del lugar se reflejará, estando disponible para las personas que estén allí (pero esto sólo es una conjetura). 


     Queda muy bien tanto en vestuario como en decoración. Y pienso usarlo mucho!



Celebrities con vestidos blancos


Me encanta la estancia, es entera blanca, pero acogedora, nada fría
El color resalta la luminosidad de la ventana ¿verdad?
     Por último, ya se sabe que diferentes causas sociales llevan asociadas un lazo de color, símbolo de esta lucha. En este caso, el lazo blanco significa no cometer ni permitir la violencia contra las mujeres (por el hecho de serlo).

     He leído este post del blog "mirada social", explicando el origen (aunque lo he visto en otros sitios también) y lo que me ha parecido más importante es que, según ésto, es un movimiento iniciado por hombres. A tod@ aquel/aquella que crea que esto es solo "cosa de mujeres", que tome ejemplo, porque esto es cosa de TOD@S. Esto no puede permitirse y debe acabar.




jueves, 29 de agosto de 2013

Velas detalladamente

     Todo lo que puedo, lo pongo a juego!.

     Aunque quien pase por aquí ya estará hart@ de leer acerca de mi cumpleaños, lo siento, es lo que ha ocupado mi vida estos días, así que cuento cosas, jeje.

     Cuando empecé a hacer la tarta decidí que la "decoración" iría en azul y amarillo. Mi color favorito es el rojo y lo digo tanto que todo el mundo lo asocia conmigo (no hay más que ver que todo lo que me regalan, si tiene que ser de algún color, es rojo, jaja), pero no siempre va a ser todo del mismo tono... así que este año, había cambio (porque la tarta era de limón, claro). Compramos platos y vasos azules y servilletas amarillas.

     Y de repente veo que las velas que encuentro son sólo blancas con filos rojos. Eso no pegaba nada con mi tarta! Tenía que hacer algo: las pinté.

     Las pinché en un palo de brocheta para sujetarlas cómodamente y después dejarlas secar sin que tocaran nada. Después las limpié bien con alcohol para que la pintura no resbalara. De hecho, hay que limpiarlas varias veces con un algodón empapado en alcohol. Después las pinté con pintura acrílica. Creí que tendría que darle más de una mano pero no, quedaron muy bien con una sola.

     Después de eso no quería encenderlas, porque no sé si la pintura es inflamable, mejor no arriesgar. Además la tarta necesitaba algo más de decoración, así que le puse otras velitas (también azules) alrededor, un poco hacia afuera, porque quedaban más bonitas (para eso, las pinché también en palillos en vez del soporte enano que traen, que no se sujeta al merengue). Me gustó bastante el resultado

Sí, la misma foto, pero para enseñar otra cosa, jeje

miércoles, 28 de agosto de 2013

Tarta de bizcocho y limón

     Una de las tartas que hice para mi cumpleaños, era ésta de bizcocho y limón

Recorte de foto, porque con las prisas, se me pasó hacerle una foto
a la tarta sola ¡qué fallo!

     Pretendía que quedara bonita, pero obviamente no soy una experta y aparte, era la primera vez que la hacía. Creo que ya lo comenté por aquí, pero es que hay tantas recetas nuevas que quiero probar y tantas cosas, que nunca llego a perfeccionar ninguna! 

     Éstas son las recetas que usé:



     Ésta es la receta que mi abuela usaba para hacer los bizcochos "en un momentito" y la verdad es que salen jugosos y esponjosos, además de ser muy fáciles de hacer. Además es muy fácil añadirle sabores, simplemente hay que usar un yogur de sabor en vez de uno natural. En el caso de esta tarta le venían muy bien el yogur de limón, o el de vainilla (que son los que usé yo).



     Después de buscarlo hecho, que sé que existe, y no encontrarlo, tuve que hacerlo yo. La receta la busqué por Internet como "lemon curd", aunque no recuerdo la página donde lo vi, hay muchas y yo lo adapté un poco.  Queda con un sabor intenso a limón, pero muy dulce, como una mermelada o así. También se le puede echar ralladura de la piel del limón para un sabor aún más intenso. Y es importante colarla para que quede más fina. 

     Para la cobertura de la tarta, como quería que fuera así ligera pero que se quedara pegada fácilmente a la parte vertical, seguí de nuevo esta receta:



     Un sobre de gelatina (de limón en mi caso), medio vaso de azúcar, una clara y medio vaso de agua hirviendo. Eso sí, hay que batir hasta el aburrimiento. Pero la verdad es que no puede ser más fácil y con mejor resultado. Queda bien y está rica, aunque al cabo de unas horas, se me secó y se quedó muy pero muy pegajosa!.

     Otra cosa que no recomiendo es ponerla dentro de la tarta, como hice yo. Esto sólo sirve como cobertura porque cuando lo puse en medio, después al cortarla es como si no hubiera puesto nada. No sé dónde se fue, pero allí no se veía nada. Se ve que hace falta algo con más consistencia. Ya lo sé para la próxima, jeje.

     Para montar la tarta hice dos bizcochos como la primera receta, partí cada uno por la mitad. Hice un almíbar (con 200 ml. de agua y 160 gr. de azúcar, puestas a hervir a fuego lento en un cazo, sin remover ni nada) y mojé con él todos los trozos.

     Quedó así: 
- bizcocho con almíbar
- crema de limón
- bizcocho con almíbar
- "merengue" de cobertura
- bizcocho con almíbar
- untar con mermelada de fresa
- bizcocho con almíbar
- cobertura

     La cobertura la puse con una "manga pastelera". Y va entre comillas porque lo que uso es una bolsa de congelación de las que venden en cajitas. Lo meto todo ahí, y luego le corté uno de los picos. Lo fui aplicando, pegado a los bizcochos pero claro, entre mi inexperiencia y lo irregulares que estaban, el resultado no fue exactamente lo que había planeado, pero bueno, nos pareció gracioso. Y no quise meter la espátula para igualar porque no creo que hubiera quedado bien.

     Lo importante es que quedó bien y estaba buena, y pasé un buen rato con la gente que estuvo (que para eso son las tartas de cumpleaños, jeje)

     Quizá algún día vuelva a hacerla, evitando los errores...

martes, 27 de agosto de 2013

Cosas de Madrid (vol. 2)

     Como ya conté, cuando estuve por Madrid me dediqué a visitar tiendas de las que no llegan aquí abajo (al final esto se ha alargado, pero quería enseñar mis cositas, jeje). Viendo diferentes blogs, había descubierto un par de tiendas que tienen cosas monísimas por poco dinero. Tenía que ir!

     En el otro post conté la ropa que me habían comprado en Primark (suertuda que es una) y las compras en Kiko, así que ahora toca presumir de las otras cositas.

     Uno de los días en Madrid fui para la calle Fuencarral. Es bastante larga y por la mañana sólo recorrimos la mitad. Así que, de pesada, fuimos otra vez para visitar la otra parte y ahí encontré las dos tiendas que buscaba: Zakka y Tiger

     Venden cosas de todo tipo pero de ésas que son taaaan bonitas que te las llevas aunque no te hagan falta. 



     Libretas preciosas, bolígrafos lindos, utensilios de cocina adorables, sellitos monísimos... Como para llevarse horas mirando todo lo que hay!. No me podía llevar todo. Elegí llevarme esto, porque estaba muy bien de precio:




     Un rollo de fabric tape por 1€. Por supuesto rojo con lunares blancos... Estoy muy recurrente últimamente, jaja. Ese día llevaba puesto el mono rojo y no pude resistirme!

     Dos rollos de pegatinas súpermonas, una de cuadros vintage y otra de cupcakes. No sé para qué las usaré, pero tampoco pude resistirme por 1€ cada una.

     Tenía muchas ganas de tener sellitos y aquí habían varios modelos. Elegí el de las muñequitas, que es sencillo pero lindísimo ¿verdad?.

     Después fui más adelante en la calle, hasta Tiger (que hay una cadena de tiendas de ropa que se llama así también, me confundí al principio cuando lo busqué por Internet . La que hay que visitar es Tiger Stores. Hay montones de cosas también muuuuy monas. Desde huchas hasta mantas. Todo el papel desde servilletas preciosas hasta libretas muy útiles. Clips, estuches, lápices, reglas, gomas y sacapuntas súper originales para que den ganas de volver al colegio. Tienen incluso maquillaje... Tienen incluso condones! Eso sí, todo tan monísimo que te dan ganas de adoptarlos. Y además barato.



     Es más, ahora viendo la página web, es que veo cosas que quería y no vi en la tienda! Definitivamente tengo que volver

     Esto es lo que me traje (que por mí, me hubiera traído de todo, pero es que no tengo tanto dinero).



     Si es que hasta sus bolsas son monas!






     Un sello con su tinta de diferentes colores. Es como los de poner la fecha, pero, si se aprecia en la foto, en vez de la fecha, lo que pone es una línea de dibujos o formas: puntitos, corazones, copitos de nieve, tréboles, rombos... o alguna palabra como "sunshine", "peace" y "happy birthday". 


     Lo otro son un montón de hojas de papel estampado, con diferentes diseños. Quedarán genial para hacer sobrecitos de regalo o cualquier cosa así que se me ocurra. 3€ cada cosa, no está nada mal.







     Por último había ido a los bazares del barrio (que siempre me gustan para pasar los ratos muertos, me entretiene, jeje) y encontré un par de cosas que me gustan mucho!




     Últimamente estoy viendo pulseritas hechas con alguna figurita atada a una cinta y con un nudo (más simple, imposible) así que me haré alguna con estas cintas rojas. Y por otro lado la troqueladora, que allí me costó muy poco y hace el dibujo de un lacito que me ha encantado. Se nota que no es tan buena como las que se compran en tiendas especializadas pero es que realmente aún no hago nada con eso. Si la uso, me compraré otras más buenecitas.

     En definitiva, montones de cosas nuevas que me traje de Madrid. Así ¿quién no quiere volver? jeje.

lunes, 26 de agosto de 2013

Sex and the city (versión de andar por casa)

     Socorro!! Creo que vivo en una serie de televisióóóón!!!

     Siempre asumo que l@s personajes de las series están cread@s mediante estereotipos/arquetipos/comportamientos comunes... que hacen que de alguna manera te puedas identificar con ellos o ellas. En el caso de las películas puede haber un par de personajes principales, o tres. Pero en el caso de las series el abanico es más amplio. Evidentemente voy a hacer referencia a una serie que, aunque tiene una protagonista indiscutible, son 4 los personajes principales: Sex and the city (en español la llamaron directamente Sexo en Nueva York, sutileza como siempre...).


Siempre me ha encantado esta foto, es muy divertida!

     Esta serie va de una moza que escribe un artículo de opinión o columna o como se llame, en un periódico. En esta columna habla básicamente de las relaciones de pareja, ya sean esporádicas o de larga duración, de ligar, de lo que hombres y mujeres opinan de diferentes temas... Al principio de la serie en cada capítulo le pasaba algo que le hacía plantearse un tema, y se documentaba preguntándole a su círculo de conocid@s y luego escribiendo su conclusión.





     La serie tiene unas 6 temporadas y claro, dan para contar muchas cosas. Se cuentan las historias de ella y sus 3 amigas, al principio temas de pareja, pero a medida que avanza la serie y ya las fuimos conociendo, hablan de su vida y de otros temas serios (afrontar una enfermedad, la maternidad, divorcio...)

     Como decía, las series están hechas para que puedas identificarte con los personajes, en mayor o menor medida. Y siempre pensé que esta serie no iba nada conmigo... hasta que he descubierto la verdad: somos mis amigas y yo!.



     Evidentemente hay muchos aspectos en los que no, porque no tenemos Manolo Blahnik en el armario... ni nos hemos independizado todavía. Pero hay algunos aspectos en los que me paré a pensar y resultó que cada una tiene su rol dentro del grupo (a veces repetido porque claro, somos más de 4) y cada una le va diferente en cuestión de parejas.

     Empezando por la protagonista, mi amiga Agripina (obviamente estoy pensando en una en concreto pero he puesto un nombre inventado) es Carrie.

     He de decir que mi amiga es bastante más guapa!. Pero, como Carrie, siempre va estupenda y perfecta. Los tíos la adoran, pero ella se busca un Mr.Big con el que sufrir. Muchos años, mismo rollo: ahora sí, ahora no, ahora sí aunque conozca a otros... me tiene en un sin vivir. 

     Es Carrie en cualquiera de las temporadas, porque siempre están igual. Sinceramente yo deseaba más que se quedara con Aidan, que era mucho más bueno, siempre la trató bien y era un encanto (y más guapo)... pero a ella no le iba eso por lo visto.

     La serie tuvo un final y nosotras aún no hemos llegado al nuestro... no sé en qué acabará la cosa pero de verdad espero que, ya sea con su Mr.Big particular o con otro, ella termine siendo feliz con su vida.


     Después está Charlotte. Dulce, cariñosa, algo más chapada a la antigua (quien, al menos,  lo reconoce, porque Carrie también lo es, pero no lo quiere aparentar), cuya ilusión de toda la vida es casarse y tener hij@s. Luego ya que sea con el hombre perfecto, un apartamento lujoso, etc, pero sobre todo, casarse. Será el momento de su vida. Mi amiga Miroslava es como ella en una de las primeras temporadas antes de casarse.  

     No sé, supongo que a tod@s nos pasa cuando se rompe una relación. Aún no sabemos cómo terminará su historia, pero también espero que encuentre a alguien como Harry, super enamorado, atento y cariñoso y no como Trey, para que su historia termine bien sin tantos contratiempos. Y de paso, pasárnoslo estupendamente en el bodorrio!

     En la vertiente de lo de tener niñ@s, está mi amiga Casimira, que esperamos que tenga muy pronto (y no le pase como a Charlotte... porque tenemos que ocurra).



     La que sí tiene alguna diferencia más con su personaje es mi amiga Yasmina. Es nuestra ídola en cuestiones de parejas esporádicas (por decirlo de alguna forma). Evidentemente, ella es nuestra Samantha.

     Digo que es la que más difiere porque es que Samantha... es mucha Samantha. Triunfa en los negocios, está fabulosa y no tiene complejos ni tapujos en cuanto a sexo. Tiene claro lo que quiere y no es que sea insensible y le dé igual todo, simplemente se tomas las relaciones como algo temporal mientras lo necesita. Experimenta y disfruta cuanto quiere. Aunque también tiene su corazoncito y sus relaciones más duraderas. Bueno, lo de triunfar en los negocios está ahora difícil por aquí, pero mi amiga creo que es la que más dinero ha ganado de todas, así que me vale. Además, casualmente también es la mayor del grupo por edad (aunque en nuestro caso es sólo por unos meses).






     Por último, el personaje que me toca desempeñar a mí: Miranda.

     No soy pelirroja, ni tan alta y definitivamente no tengo tanto éxito en mi carrera profesional (pero ni de lejos), pero las demás me ven más independiente. Aunque ninguna depende de su pareja, las preocupaciones de las demás están más centradas en ello de lo que está Miranda. Tiene menos relaciones pero más estables. Yo sería Miranda antes del bebé, por supuesto. Los estudios superiores (en la serie todas han ido a la universidad pero ella es la única que ha ido a Harvard) y que es más directa y competitiva con los hombres me unen a ella y también las dudas que le acompañan en temas sentimentales (otras cosas me separan, por ejemplo yo soy más sexy, jajaja).


     No es el personaje con quien me habría identificado a priori, pero cuando pensaba sobre ello en relación con el grupo, lo vi muy claro.


     Hace ya años que vi la serie y después las películas pero es ahora cuando he empezado a identificarme con ella (y a mis amigas)... será porque ya estamos entrando en los 30!  Más o menos las edades que tienen las protagonistas al empezar la serie, quizá por eso.




     También creo que una misma persona en un grupo diferente desempeñaría otro rol, otro papel. De manera que en otro grupo podría ser más parecida a Carrie o a Samantha (de hecho le ocurre a Charlotte en un capítulo, que se enfada con Samantha y se va con sus amigas pijísimas de la facultad, que se escandalizan cuando ella les habla de tema algo subido de tono).

     Igual pasaba con Friends, creo que es imposible que alguien la viera y no se identificara con alguno de los personajes (al menos en algunos aspectos, claro).

     ¿No os pasa? ¿Con cuál os identificaríais?

     

viernes, 23 de agosto de 2013

Planes de fin de semana: pastelería sin gluten!

     Una vez más, tengo que situarme en Madrid

     Siempre digo que no me gusta Madrid, para mí es muy gris (debe ser cosa del cielo, que aquí se ve distinto), que la gente no es tan simpática (hay de todo, claro está), que todo está muy lejos y el metro se está convirtiendo en un lujo... Pero, para bien o para mal, es la capital. Y es implica que ¡hay de todo! Así que el viaje de menos de una semana, dio para mucho. 

     Hace unos meses que sabemos que Sr.AA tiene en la familia una celíaca. Ahora está muy de moda, así que casi todo el mundo sabe lo que es: intolerancia al gluten. Una, que está muy sensibilizada con el tema (por mi intolerancia a la lactosa),  comprende perfectamente lo que es ir a comer o merendar a cualquier sitio y no poder tomar casi nada (creedme, es muy triste). Así que cuando supe que existía este sitio, no lo dudamos y nos fuimos allí a merendar con esa persona.


     Una pastelería en la que todo es sin gluten!

     No sé si existen más, pero ésta está cerca de la calle Fuencarral, por lo que nos acercamos al terminar las compras. Y me pareció totalmente maravillosa.

     



     Un sitio muy agradable, decorado en madera y cuidado al detalle. Y todo, absolutamente todo lo que tienen allí es sin gluten. Tartas, cupcakes, galletas... pero también otros productos que no suelen poder comer l@s celíac@s, como lasaña y cerveza! Además por supuesto también venden pan apto para celíac@s y además de varios tipos. 

     Cada vez hay en más sitios menús o productos aptos para personas que tienen intolerancias o alguna alergia alimentaria, pero pensé que en esta pastelería tendrían especial cuidado. No me equivoqué. Había varias opciones sin latosa: cupcakes de chocolate y merengue, tarta de chocolate con frambuesa, tarta de santiago (bueno, ésta nunca lleva lactosa)... y además toda la leche que ponen en los cafés, es sin lactosa.

     Me decidí por la tarta de chocolate con frambuesa y los demás por brownie y tarta de zanahoria. Todo riquísimo!


      Sabía mucho a chocolate negro (que a mí me gusta), con un toque de frambuesa que no resultaba nada empalagoso y un bizcocho súper jugoso.






     Es que daban ganas hasta de comerse la vajilla que ponen!!



     La gente que no tiene intolerancia a la lactosa, debe tomarla, igual que los que no somos intolerantes al gluten debemos comer normal. Ahora bien, si comes sin gluten (o sin lactosa) de vez en cuando, no es malo para ti, y quizás haces un favor a otras personas (al menos es un detalle). Y puede que ahora estemos más concienciados con este tipo de cosas, pero existieron desde siempre (solo que a quienes les tocaba, estaban condenad@s a sentirse mal de por vida, por no saber qué es lo que les afecta...).

    Así que si puedo, lo visitaré más veces, porque sale igual de precio que cualquier otro sitio y me parece importante que exista (lo suyo es que hubiera variedad en todos sitios pero por el momento no es así, de modo que tienen que existir). 

jueves, 22 de agosto de 2013

Balance del día de fiesta

     Después de un día de tanto ajetreo una hace balance y a veces piensa cosas trascendentes... pues no es uno de esos días. Es de esos días en que estaba tan cansada que mi cerebro no daba para mucho ya.

     Me he llevado tres días entre pensando qué hacer, comprando las cosas, cocinando... Me gusta hacer mi tarta (aunque luego me queje porque me complico mucho) y también pastelitos para mi familia, pero ¡¡es mucho trabajo!! 

Yo contenta, pero con la cara de cansada!! Mis dos tartas, porque soy así de antojosa :P

     Ya iré poniendo por aquí las recetas que he hecho. Algunas quedaron mejor que otras, y casi todo estaba incompleto por falta de tiempo/ayuda. Que lo sé, debo de organizarme tremendamente mal para no tener otra cosa que hacer (en la vida) y aún así, que no me dé tiempo a terminar todo. Lo siento mucho por mis futur@s hij@s, con su madre estresada que no le da tiempo a preparar una fiesta de cumpleaños en condiciones!

     Ayer solo estuve con la familia, merendando. Pero aún así fueron dos tartas que preparar, con sus diferentes tiempos, requerimientos, sólo una persona, un horno y un molde... Avíate!

     La verdad es que todo fue bien, y terminó el día con:

- Al menos 2 kilos más y seguro que el colesterol de todos más alto de lo normal

- Cena a base de sacar pizzas congeladas para los que habían llegado más tarde y se quedaron

- El firme propósito de no complicarme el año que viene (todos los años lo digo y nunca me sale, jaja)

- La sensación de que, a pesar del cansancio, se había hecho corto

- Agradecimiento a quienes estuvieron aquí

- Ilusión por las celebraciones que aún quedan (ahí a lo grande, jaja)

- Más regalos de los que esperaba!  En este otro post, estaba mi "wishlist", pero realmente no esperaba nada. La batidora ya me la habían regalado y será algo que llevarme cuando por fin me independice (ains). No pude resistirme a fotografiarlos (y mira que se me olvidó incluso hacerle una foto a la tarta que tantos quebraderos de cabeza me ha dado...)


     Se nota que la gente sabe cuál es mi color favorito y lo que me dedico a hacer últimamente, jaja.

     Y sí, hay un regalito que estaba en la lista! El stand de cupcakes. Y además es prácticamente igual que el de la foto que puse. Sr.AA compra los regalos a última hora, pero casi siempre acierta. Las demás también han acertado de lleno: unos zapatos de tacón que me encantan y me están perfectos, la sombra de ojos que uso y decoración para las uñas que me gusta probar, las camisetas justo de mi estilo habitual, el neceser de viaje que nunca viene mal y es muy cuqui... y el libro de Objetivo: Cupcake Perfecto. Qué ilusión. Todo me ha gustado muchísimo.

     Ea, ya he presumido un poco (jeje). Mañana vuelvo con "planes de fin de semana" y cuando toque, las recetillas usadas (aún tenemos dulce en casa para dos días más!).

miércoles, 21 de agosto de 2013

Nueva década...

     Pues sí, hoy podría ser un día más para mí pero... cumplo 30!

     Dicen que los 30 son los nuevos 20 (yo lo digo, qué pasa?, me cuesta despedirme de ser "veinteañera"). Desde luego para mí no hay cambios, sigo viviendo donde mismo y con las mismas personas (no encontrar trabajo es lo que tiene). Sigo viendo a la misma gente aunque conozca más personas. Y otras cosas más.




     Aunque hay cosas que sí han cambiado. El cuerpo cambia, ya no es tan joven. Las prioridades cambian, ya no sólo quiero un trabajo, lo que quiero es poder independizarme ya y hacer algo en la vida. Tenemos cada vez más amig@s casad@s y teniendo bebés (a veces me deprime, yo no estoy ni cerca de eso). Aparecen canas (demasiadas) ¡horror!. Cada vez llevo peor los tacones...



     
     Pero hay cosas que cambian para mejor. Aunque siempre he tenido mal pronto (leer anécdota más tarde), con la edad dejas de ser una torbellino de emociones y una montaña rusa de los cambios de humor. Las cosas como que te resbalan más. Sigo siendo horrible (eso me dicen) pero ya menos!. A estas alturas una se conoce mejor, y está mejor con una misma.
     El cuerpo cambia... pero yo estoy estupenda! Sigo teniendo la misma talla desde los 18.

     Y que siga viendo siempre a la misma gente sólo puede ser algo bueno. Significa que siguen estando ahí las personas con las que tengo confianza, con las que estoy a gusto, con las que tengo roces porque son prácticamente mi familia. 

     De momento y por suerte, al cumplir años sólo puedo dar las gracias por la gente que está a mi lado, por tener salud (con los achaques varios, pero por suerte, pequeños), porque mi núcleo familiar está también bien... y me concentro en celebrar mi cumpleaños porque hay celebrar los años que estamos vivos!



     Hace 30 años, tal día como hoy, era domingo de feria en Alcalá. Al año siguiente dejaron de hacerla en estas fechas, pero yo, nací en feria. Mi mama me cuenta que a punto de cumplir como estaba, y que la feria la hacían en el castillo (que está en lo alto de un monte), no pensaba ir. Pero mi papa el día anterior la montó en el coche para subir hasta allí y dar una vuelta. Por la tarde. En un coche sin aire acondicionado... No sé si ya me tocaba nacer o fue la agitación de mi mama, la pobre, con el calor. Yo siempre digo que sería que olí la feria y decidí salir cuanto antes, jeje. 



     A lo largo de mi vida, he celebrado mi cumpleaños de forma diferente y con gente distinta. Esto puede parecer normal, a priori, pero a mí no me gustaba nada. Mi hermana cumple en octubre y ahí ese día llevaba chuches al cole y todos le cantaban cumpleaños feliz (no sé si a ella le gustaba eso, pero bueno) es algo que yo nunca experimenté, por cumplir en agosto. Aparte, mucha gente está de vacaciones y mis cumpleaños eran muy... íntimos a veces (con lo que me gusta a mí la gente). O peor, estábamos nosotros de vacaciones y sólo estaba mi familia. A veces tenía suerte y veraneábamos en Murcia, de donde es la familia de mi madre. Y la persona con la que mejor me llevaba de allí, cumple años dos días después que yo, así que era genial cuando lo podíamos celebrar juntas.

     Uno de esos años en que mi padre estaba de vacaciones en agosto, decidieron ir al echar el día en el campo. Total, yo cumplía dos años, no iba a enterarme... Y es cierto que yo no me acuerdo, pero mi madre sí. Siempre han gustado en los cumpleaños de abrir una botellita de cava para celebrar y ese año, no iba a ser menos. A nosotras siempre nos han permitido probarlo, nos ponían copa, nos echaban una chispita (lo suficiente para tener algo que tragar, jeje) y así también estábamos incluidas (que yo me enfado mucho cuando no me incluyen). Pues esa vez, en el campo, había botella de cava y la abrieron, repartieron vasos, repartieron el cava... y cuando me tocó a mí me enfadé y no quise cogerlo! ¿el motivo? pues que NO ERA EN COPA!. Y yo eso en vaso de plástico, nanai!

     ¿Veis lo que os decía del mal pronto que tengo?... Estoy trabajando en ello, lo prometo :P

     Estaré hoy soplando velas xD


Lo vi aquí
P.D.: gracias a SirZascas por el post que me ha dedicado. Es un regalo de cumpleaños estupendo!!      

martes, 20 de agosto de 2013

Probando cosas nuevas

     Cuando pequeña era algo maniática con la comida. Ni siquiera me gustaban las patatas fritas! Creo que mi madre debió de pasarlo mal, la pobre. Las patatas tenían que estar muy hechas (casi quemadas) para que me las comiera. Si mi abuela hacía paella, yo sólo quería el arroz del fondo de la paellera (quemadito) y los trozos de pechuga limpios. Una vez vomité la tortilla y me pasé años sin querer probarla. Pero lo que peor llevaba eran las lentejas. Las odiaba!

     Después crecí y dejamos de tener problemas con la comida (al menos yo no lo recuerdo), o yo empecé a comer más normal o mi madre se acostumbró a evitar problemas. Aunque sigo manteniendo que las patatas deben estar bien fritas y no medio hechas como las deja mi madre a veces, y que cuando me sienta mal una comida le cojo un poco de aversión y no puedo comerla en una temporada, ahora me gusta comer de todo. Es más, me gusta mucho probar cosas nuevas. Cuando está la feria de las naciones (de la que ya hablé aquí) yo lo flipo y quiero ir a probar de todo (todo lo que pueda, porque la intolerancia a la lactosa me limita bastante). Blinis rusos, hallacas y arepas venezolanas, tallarines tailandeses, moussaka griega, crêpes franceses... 

     Pero tampoco tenemos inconveniente en probarlos en casa. El otro día estábamos de medio celebración (cosas de pareja) el Sr.AA y yo y nos dio por comprar alguna cosilla nueva.

     Buscábamos hacer una ensalada que tuviera algo diferente y en Eroski encontramos unos paquetes de "toppings para ensaladas", tipo cebolla crujiente con ajo y pimienta, picatostes al orégano, pimiento crujiente ligeramente salados... Elegimos éste último, que nos pareció el menos visto. Son de la marca Fresh Gourmet y por lo que he visto en su página, comercializan productos diferentes en los distintos países.


     A mi ensalada, el Sr.AA (que es quien cocina en su casa), le puso:

- Ensalada primavera (de esa que viene en paquetes que tiene lechuga iceberg, tiras de zanahoria y de col)
- 1 tomate mediano
- 1 loncha de queso en trocitos (sin lactosa)
- unas cuantas aceitunas negras cortadas
- pimientos crujientes Fresh Gourmet
- aliño: sal, vinagre de Jerez y aceite de oliva virgen extra



     La ensalada estaba muy rica (la presentación no está muy allá, solemos echar las cosas tal como caen, jaja). Los pimientos es verdad que le daban un toque diferente al ser crujientes y tal. Aunque se mojen con el aliño, no dejan de estar crujientes.

     Yo le hubiera puesto menos cantidad, sólo un toque, porque la verdad es que al final tuve que quitarle algunos trozos. Es crujiente porque está frito, y empezó a cansarme. Además, tampoco me sabía nada a pimiento, sólo notaba que estaba comiendo algo frito y crujiente.

     En definitiva, está bien como anécdota. Quizá volvamos a comprarlo en otra ocasión.

     Para beber también compramos  una bebida que tenía muchas ganas de probar. Me gusta el vermouth, me encanta el cava... Tenía que probar pero ya el Martini Royale!


     Hasta la botella es preciosa! Formas redondeadas, parecida a las de cava pero con la base más ancha, más estable, un tacto aterciopelado, un tapón más cómodo... Pone que hay que servirlo muy frío, con mucho hielo, una hoja de menta y un gajo de lima... Pasamos de la menta y la lima porque no encontramos en el súper.

     Está increíble de bueno!. No soy experta en vinos, ni mucho menos (puedo decir si me gusta o no, como mucho) pero por la red he visto a algún entendido que dice que tiene "un delicado aroma afrutado, con reminiscencias de especias y un toque burbujeante" (lo he visto copiado tal cual en varias páginas, así que, que me perdone quien lo escribió originalmente pero no voy a citar ninguna). 

     Lo que puedo decir es que sabe a Martini con cava. Tal cual se define. Sencillo, pero espectacular. Creo que si fuera asquerosamente rica, seguiría bebiendo esto en mi yate mientras disfruto de la brisa marina. Y digo seguiría porque el precio está muy bien, cuesta lo mismo que una botella de Martini.


     Las copas son de otra marca, pero eran las que había por casa, jeje. 

     Otro día cuento la merienda que nos dimos... en la foto se ven algunos restos pero fue auténticamente de engordar por kilos, jajaja. 

     ¿Os gusta probar cosas nuevas o sois más de ir a lo seguro?

(Post no patrocinado, más quisiera yo... jeje)