lunes, 31 de octubre de 2016

Halloween y Holywins

          Ya hablé hace un par de años de Halloween en otro post (pinchar AQUI para verlo). En resumen conté que es una fiesta que se celebra en muchas culturas de formas diferentes. Que porque ahora haya venido haciéndose famosa la forma de celebrarla en Estados Unidos, no significa que no exista en otros sitios. Aquí siempre ha sido fiesta (igual que en el resto de los países católicos) porque es el Día de Todos los Santos, y aprovechamos para recordar y honrar a nuestros seres queridos que ya no están; en México hacen algo similar con el Día de los Muertos, y que hay muchas más opciones que disfrazarse de zombie y ver películas de miedo, por ejemplo ver una representación de Don Juan Tenorio (que se representa en esta fecha porque gran parte de su acción transcurre en el cementerio).

Es una imagen de la visita treatralizada del Don Juan Tenorio en el cementerio de Sevilla
Fuente


          Hoy quiero ir más allá. Quiero comentar el absurdo al que estamos llegando. Porque hace unos días me enteré de que están planteando una "alternativa cristiana" para Halloween, llamada Holywins (literalmente significa "lo santo gana").

          Vamos a ver, almas de cántaro. Para empezar: el nombre de Halloween surgió por la cristianización de la fiesta celta. De toda la vida se estuvieron celebrando fiestas del tipo a la luna llena, al fin de la cosecha, al solsticio de invierno, al de verano, y también cuando se acaba el verano. La religión cristiana (y que conste que yo sí me considero cristiana, no lo estoy criticando, simplemente es un hecho histórico) ha hecho desde siempre esfuerzos por convertir todas las fiestas paganas al cristianismo. Por dotar de significado religioso toooodas las celebraciones que los pueblos precristianos ya celebraban.

Fuente
Lo de Samain me lo dijo Marigen en el otro post, se nota que por el
norte se nota más la influencia celta.

          En este caso, una fiesta de origen celta por el fin del verano e inicio de la época "oscura", decidieron que sería para honrar a los fallecidos y así crearon la festividad de Todos los Santos. Con el paso de los años esta festividad se fue adecuando a cada país y cada cultura. En los países latinos, que nos cogía de nuevas, pues se ha conservado más como fiesta cristiana porque no teníamos otra anterior al parecer. Pero en las zonas con más influencia celta, estuvieron conviviendo ambas cosas hasta hacer la fusión: Halloween.

          En el caso de México, por ejemplo, la colonización española hizo (y todo esto son conjeturas que hago yo en base al sentido común, no porque haya encontrado documentación sobre ello) que la festividad se centrase en ello pero se mezcló con sus creencias preexistentes. Allí creen en los espíritus de una forma diferente que aquí, por eso sus representaciones son diferentes y su fiesta de hoy no tiene que ver con la de aquí.



          Que, por cierto, al hilo de la colonización, evidentemente la española fue diferente a la anglosajona. Los españoles se fusionaron con los aztecas (entendedme que esto es una generalización), pero los ingleses no se mezclaron con los nativos que encontraron. ¿Esto qué tiene que ver con Halloween? Pues que aunque mucha gente crea que es una fiesta que viene de allí, realmente es algo que exportaron los ingleses e irlandeses allí primero. Allí NO EXISTÍA, allí estaban felices los Sioux, Cherokees, Navajos y demás tribus con sus cosas y sus tótems. Halloween, fue una cosa que los europeos llevaron. Lo único que pasa es que allí, como ya he dicho que ocurre en los demás sitios, se ha ido adaptando a la forma de ser y de vivir del país. Y ahora, a fuerza de verlo en películas y series, pues llega aquí de moda.

Creo que simplemente, es época de calabazas

          No sé si alguien habrá llegado hasta aquí leyendo porque ¡vaya tostón! pero espero haber explicado el porqué me parece un absurdo eso de "cristianizar Halloween", porque eso ya existe. Y una reflexión ¿volverá a suceder? Si Halloween viene de acortar "All Hollows' Eve" (víspera de Todos los Santos) y ahora hacen un nombre que suene parecido pero que diga otra cosa... ¿se terminará cambiando el significado totalmente?

          No sé ¿qué pensáis? ¿lo veis lógico?

viernes, 28 de octubre de 2016

Dos películas

          El mismo fin de semana vi dos películas que no pueden ser más diferentes entre sí: La fiesta de las salchichas y La tentación.

          Me dijeron que podría estar bien hacer un post de La fiesta de las salchichas, pero es que es taaan desfasada, con el punto entre gore y porno (bueno, algunos momentos decididamente porno) que poco más podría decir de ella. Todo lo que pienses como chiste sobre ella, ya lo han hecho en la película. Es que no encuentro nada más desfasado, de verdad.



          Ah, sí, es de animación. La verdad es que hace mucho tiempo que quería decir esto: y es que no toda la animación es para niñ@s. Aquí la gente tiene esa idea y los adultos no suelen ver animación "porque es para niñ@s". Supongo que es cuestión de cultura, porque por ejemplo en Japón, se ve a cualquier edad. Hay series especialmente creadas para niños pequeños, para niños más grandes, para adolescentes y para adultos (y también con distinción de género para cada etapa). Yo, que suelo verlas (y lo confieso, no veo las de adultos, sino las de niños grandes, jaja) sí que estoy acostumbrada a que mucha de la animación tenga contenidos violentos, sexuales y/o dramáticos, por eso no me extraña.

Imágenes como ésta parece que no impactan porque son comida, pero si pensamos
en lo que realmente representa, la historia cambia bastante...


           Ya vi también algún comentario por Facebook diciendo que esperaban que no fuese mucha gente a llevar a los niños a esta película porque les iban a llover las demandas... Y no, claro que no, porque si te fijas en la descripción de la película, está calificada para mayores de 16 (y poco me parece).

           El argumento es lo de menos, me parece a mí, aunque también tiene su punto de reflexionar acerca de la vida. Os cuento: en el supermercado todos los alimentos viven con la esperanza de ser elegidos por "los dioses" para ir al gran más allá (más allá de la puerta), una pareja de enamorados en concreto, una salchicha y una bollita esperan que sus envases sean elegidos a la vez para juntarse por fin en su posterior vida. El día antes del 4 de julio son elegidos por fin, pero habrá un terrible accidente que los hará salir de sus envoltorios y quedarse en el supermercado, no sin antes escuchar el escalofriante relato de un bote de mostaza a la miel que había sido devuelto esa misma mañana. Deciden entonces buscar la verdad de su existencia, iniciando un viaje de descubrimiento... en muchos sentidos.

Panes de diferentes nacionalidades...

          A ver, la película sirve de excusa para dar fuerte y flojo (ejem) a todos. Conflicto palestino-israelí, nazis, segregación por países, la doble moral, consumismo... se meten hasta con ellos mismos y con los actores que los interpretan. En el punto en que todos están de acuerdo es en el sexo: da igual con quien, no se hacen distinciones de género, clase, estante, procedencia o creencia.

Sorbitol, Xilitol, Manitol, calcio carbonato, lecitina de soja y derivados vegetales de glicerina y talco...
podéis llamarme CHICLE  xDDDD


          Por ahí he leído que era pueril, que se quedaba en chiste el intento de crítica a la sociedad y que aunque no es para niños, tampoco lo es para adultos, demasiado simple y chistes de "salchichas" trillados. Pero a mí me gusta. Disfruto con otro tipo de humor más sofisticado, sí, pero también de éste en ocasiones. Depende del lugar y del momento.


          Al día siguiente puse la tele por tenerla de fondo y empezó una película protagonizada por Diane Lane y Vigo Mortensen, y me quedé a verla. No era una comedia pero tampoco con mucho drama, una película costumbrista, ambientada en los años 60 o así. Una familia se traslada a un pueblo vacacional en verano, pero el padre de familia no tiene vacaciones así que deja allí a su  madre, a su mujer y a sus dos hijos y él se reúne sólo los fines de semana.

Como de costumbre el nombre en español no tiene nada que ver con el original...


          Tuvieron a su hija muy jóvenes, así que a ella no le dio tiempo de disfrutar su juventud y cuando conoce al "hombre de las blusas" (el Vigo Mortensen, que se dedica a ir por los pueblos con una rulotte llena de camisas y vestidos) y le parece to atracativo, se plantea qué hubiera sido de su vida si no se hubiera echado familia tan pronto.



          Es lícito planteártelo y querer cambiar de vida si estás harta de la tuya... pero miarma toa, tienes que esperar al menos a que los niños sean mayores. Porque aunque no te planteases tenerlos, una vez que los tienes, son tu responsabilidad y no puedes hacer lo que te dé la gana, te aguantas. Pero vaya, que ella allí deja a los niños con la abuela (su suegra) y se va a frungir con el Vigo Mortensen cuando no sabe ni su nombre, y eso tampoco me parece justo para el marido (que dicho sea de paso, me gustaba más que el Vigo), pero bueno, ya es adulto y es otra cosa.

La tía de qué se quejaba? Si tenía un pedazo de marío!


          Vamos, que la hija mayor tiene 14 años y ya está muy suelta, le contesta a la madre, se escapa, empieza a interesarse por los chavalitos y eso... ¡pero resulta que la madre está peor que la niña!

No es otra que Anna Paquin, la que conocemos como Pícara (Rogue) en X-Men!!

          Total, que después de una crisis ahí un poco chunga en el matrimonio parece que todo va a arreglarse porque el marido es un buenazo en verdad. Un poco soso, sí, pero un buenazo.

           Una película que ni fu ni fa, tipo Bajo el sol de la Toscana, para echar el rato sin más, pero que no sé porqué me apeteció contar. Que por cierto pongo esa película no por nada, sino que es de la misma actriz y el mismo estilo.

          ¿Habéis visto alguna?
          ¿Soléis ver animación para adultos?

miércoles, 26 de octubre de 2016

La mercería del barrio

          En mi barrio hay una mercería con una mercera de las de toda la vida.

          Parece que no, pero la profesión se nota en todos los ámbitos. Sobre todo por la experiencia, pero también influyen la vocación y las ganas.



          Cuando empecé a interesarme en tunear ropa (ahora lo llamamos DIY xD), cuando no sabía qué usar para algo en concreto, iba allí y se lo contaba, y ella me daba la solución. Porque aparte de despachar en la tienda, ella ha practicado toda a vida cosas como coser y bordar.

La mercería del barrio no está tan ordenada, es un gran caos en el que me
imagino que se pueden encontrar cosas de las más variopintas.


          Lo único que no me gusta es que vaya cuando vaya, hay gente y tarda lo más grande en atenderte. Pero una vez que te toca, te enseña todas las opciones de lo que preguntes, te pregunta por si ella te puede dar otra idea que no se te haya ocurrido a ti y hasta te cuenta su vida. Y claro, la gente que suele ir también la conoce y también le cuenta su vida, con lo que el tiempo de espera es aún mayor. Pero obviamente merece la pena.

Visto aquí

          Es más, a veces no te hace falta ni medir ni saber lo que te hace falta. Tú le dices "quiero ponerle el bajo a la ropa camilla" y ella te pregunta ¿cuánto mide la mesa? ¿qué color tiene? y ya sabe qué ponerle y aproximadamente los metros que te hacen falta. Y así con todo.

          ¿Tenéis una mercería de cabecera?
          ¿Tenéis ese bar de cabecera en el que os llaman por el nombre y os abren cuenta sin preguntar?

miércoles, 19 de octubre de 2016

Popstar: Never Stop Never Stopping

          Me encantan las comedias. Creo que son las únicas que veo aparte de las de acción, jaja. Y es que para pasar un rato viendo la tele, ¡al menos que se lo pase una bien!.

Los protagonistas: Andy Samberg, Jorma Taccone y Akiva Shaffer, los tres guinistas en el Saturday Nigth Live... de hecho creo que todos los que salen en la peli son del programa o lo han sido.

         Vinieron unos amigos a pasar un rato a casa y me hablaron de esta película. El protagonista ya nos encanta porque es el mismo que el de la serie Brooklyn nine-nine, de la que ya he hablado (aquí).

Momentos de la peli/documental que comparte con su mascota...

          Obviamente no es una obra maestra, es un guión escrito por tres colgados que habla de tres colgados que ¡oh! interpretan ellos mismos. Samberg interpreta al protagonista, un artista que tuvo un boom en su carrera pero que ahora está en horas bajas que, a su vez, está protagonizando un documental sobre su vida. Es una parodia de esos vídeos sobre cantantes o grupos.

Salen fotos que se supone que son de cuando montaron el grupo. La verdad es que bien
puede ser que se conozcan desde niños, porque son de la misma ciudad.


          Así que la película es como si fuera ese documental, con sus momentos de explicar parte de la historia a cámara, entrevistas con otros miembros, publicidad, actuaciones y entrevistas en programas de la tele (como el de Jimmy Fallon, que también sale). Lo que me recuerda otro motivo más para ver esta película tan divertida: descubrir la cantidad de famosos que salen.

Dando un concierto con Adam Levine (en cantante de Maroon 5) en pantallas  xD
Pink cantando el tema de Conner en un videoclip...

          El protagonista cuenta su vida y sus inicios en el mundo de la música: formó un grupo con sus dos colegas de toda la vida y comenzaron a tener éxito y a ser muy conocidos. Pero la fama pudo con el grupo y el más carismático de ellos, Conner (el protagonista) decidió seguir en solitario y uno de los componentes se alejó de la música mientras que el otro se quedó en segundo plano como su DJ. Pero se empiezan a torcer las cosas porque Conner decide hacer sus propios temas, resultando tremendamente horribles, llevando al protagonista a la desesperación y casi al abandono.

Se viste de cualquier cosa para llamar la atención, pero si una se fija, está imitando la estética de otros grupos todo el rato xD

          Os gustará si os gusta el humor absurdo y un poco bizarro. Yo me reí muchísimo viéndolo hacer desde las poses estudiadas para las sesiones de fotos (que lo ves y tú sabes que es cómico y lo que está haciendo es una parodia, pero es que otros lo hacen en serio) hasta las locuras en el escenario y los videoclips.

El estilismo que lleva cuando en realidad están a 35 grados!

El grupo de opinión, también para partirse de risa, empezando porque está nuestra
querida y genial Gina de Brooklyn nine-nine, que hace un papel similar


           ¿Conocíais la peli?
           ¿Y a los protagonistas?

lunes, 17 de octubre de 2016

Manicura en rosa y blanco

          Como últimamente no publico mucho, tengo más de una manicura por publicar. Así que hoy me apetecía compartir esta manicura que me hice a finales de verano, cuando aún hacía calorcito (bueno, mentira, calor infernal... el problema es que hemos pasado de 45 grados que hizo a primeros de septiembre a una media de 18... que para quien no lo sepa aquí es frío).

          Es un poco ñoño pero me apetecía el color rosita y no tenía ningún tono así, de modo que lo creé yo misma. Tengo otros tipos de rosa, cogí uno, lo mezclé con blanco y ¡voilá! el tono que quería.


          Con un pincel más fino pinté las rayitas y luego con la dotting tool las rosas y las hojas.



          Me compré este bolsito que estaba viendo por todos sitios y tienen diferentes mensajes, muy graciosos.


          ¿Sois de bolso de mano o de colgar? 

          Feliz semana

jueves, 13 de octubre de 2016

Las series que sigo (2)

          Como ya publiqué una lista (AQUÍ)  pero me quedé muy corta porque son más las series que sigo, aquí viene la segunda parte de las series que veo:

- New Girl. Con la que no me pude reír más desde el primer capítulo. Una excéntrica profesora de primaria con unos no menos locos compañeros de piso. Con 20 minutos siempre e quedo con ganas de más, pero siempre me saca una risa cuando no una carcajada por las situaciones tan absurdas.



- Angie Tribeca. Una serie que ponen en la temporada de verano y sólo tiene dos temporadas. Es del tipo de humor completamente absurdo. Pero absurdo, absurdo del tipo Scary Movie para que os hagáis una idea. No puedo parar de reírme en todo el rato.



- The Middle. Hoy sale el primer capítulo de la 8ª temporada y estoy deseando verlo. Es de esas series familiares en que has visto crecer a los niños temporada tras temporada y les coges cariño.



- Silicon Valley. Esta serie en 25 minutos de capítulo me hace pasarlo realmente mal. Se supone que es tipo comedia de enredos con uno de esos protagonistas que de bueno que es, todo el mundo lo torea, y lo paso muy mal por él... Aún así tiene también ratos divertidos porque 5 frikis de la tecnología conviviendo en una casa y montando una empresa con cero experiencia es lo que tiene, conversaciones absurdas y angustia a partes iguales.



- 2 chicas sin blanca. Definitivamente esta serie es un desperdicio doblarla. Como comenté en el otro post, la gracia de los diálogos son los dobles sentidos y eso no se capta tan bien si no la ves en VO y sabes un poquito de inglés (porque en los subtítulos tampoco se aprecian). ya hablé de ella (aquí).



- Dr. Who. Es la única de la lista que dura más de 25 minutos, y es realmente intensa. De ciencia ficción pura, es la serie en emisión más antigua de la tele, y no me extraña. Vamos a tener que esperar aún para ver nuevos capítulos y es una pena, porque se me están olvidando los anteriores. Es una serie para ver una y otra vez. Yo la veo desde hace años (escribí aquí).



- Young and Hungry. Una chef trabajando en la casa de un joven millonario (de los que ha hecho fortuna, no de los que ha heredado). Creo que se le podría sacar más jugo a la historia pero sólo va de sus líos amorosos, del me gustas, pero no puede ser, te gusto pero ahora estoy con otro, salimos pero es un desastre, cortamos pero seguimos enredados... Me caen bien los personajes y es una serie para sentarse a mirar y no pensar en nada más que pasar un rato divertido.



- Baby Daddy. También le dediqué un post porque es una serie muy divertida. La última temporada terminó en un momento importante y estoy deseando ver el nuevo capítulo.



          Como veis casi todas son comedias de alrededor de 20 minutos... y pocas me parecen. Definitivamente son las que más me gustan, porque para pasarlo mal viendo algo ya están los telediarios...

          ¿Veis alguna de éstas? 
          ¿Me recomendáis alguna otra comedia de este tipo?

PD: Felicidades a mi hermana C, que está fuera de España y no podemos celebrar el cumpleaños con ella, pero de la que nos acordamos siempre.

lunes, 10 de octubre de 2016

"Flamante carrera". Parte 3

          Ya comenté el otro día que estas últimas semanas sí que tenía un motivo para publicar menos, y es que la organización del blog cuando estoy trabajando, no es mi fuerte xD.

          También hice una crónica en otros dos post (primera parte y segunda parte) de trabajos esporádicos que había tenido en otras ocasiones y esta vez no iba a ser menos. Aunque el trabajo de esta ocasión no es raro, simplemente es poco habitual para mí...

          Resulta que a mi amiga le tocaba coger vacaciones y, por diversos motivos, en su empresa no tenían suficientes personas para cubrir las vacaciones, así que me dijo que si quería yo sustituirla. Eran sólo dos semanas y el trabajo es fácil, así que le dije que sí, que no estaba haciendo nada. La mala suerte (en realidad buena pero el timing, fatal) es que me salió otro trabajo a la vez (de menos horas pero de lo mío, por lo que tenía que echar muchas horas preparándome).

          Como digo, el trabajo no era nada raro, sólo había que limpiar portales y escaleras -.-

          El último día que trabajaba ella la acompañé para que me explicase cómo hacía las cosas y dónde había que ir y dónde tenía los materiales y ese tipo de cosas. Toda la mañana dando vueltas por Sevilla. Estaría todo mejor organizado si a cada una le tocasen todos los portales juntos!

           Total, que al terminar saqué varias conclusiones:

- La gente es muy guarra.

- Odio las cáscaras de pipas...

- Ya odiaba el tabaco y sus residuos desde antes (peste en la ropa y el pelo, alientos horribles, humo que empeora mi asma...) pero lo de las colillas es que es demasiado ¡la gente las tira por cualquier sitio! Entiendo que no todo el mundo, por supuesto, pero de verdad, ¿tanto cuesta no fumar en un ascensor? y cuando subes o bajas por las escaleras ¿quien lo hace fumando? ¿le veis algún sentido? "me voy a echar un cigarrito, pero como soy super sanote, voy a bajar por las escaleras para hacer deporte" O_O. Que bueno, puestos a fumar, mejor para los vecinos que sea por la escalera que en el ascensor. Pero me parece asqueroso de todas formas.

Esto podría ser efectivo...


- Parece un tópico pero cuanto peor es el barrio más guarra es la gente y más exigen que se limpie. Vamos a ver, yo creo que tener o no dinero va a parte de la educación y el respeto que cada uno tenga, pero en este caso lo que me he encontrado, era totalmente así.

           Esto es en general, después tengo unas cuantas anécdotas. Me quedé anonadada un día que una señora me preguntó si había desayunado y se ofreció a traerme un café o algo. Parece lo más normal del mundo, pero no es nada corriente. Cierto es que le dije que no porque yo no lo necesitaba, pero es un detalle. En ese mismo portal una señora me pidió que si podía echarle un vistazo a la puerta del ascensor por dentro (normalmente se limpian todos los días pero claro, con las puertas abiertas, porque no tengo necesidad de montarme en ellos a menos que toque limpiar las escaleras). Pero lo pidió tan amablemente que sientes que no te cuesta ningún esfuerzo. Nada que ver con unos días antes, cuando iba con  mi amiga y le pidieron que echase agua en una zona que había un rastro de haber chorreado la basura o algo así. No es que se lo dijesen mal ni con malas palabras pero no fue con amabilidad y al final la sensación que queda es desagradable.

Ufff, veo que hay cosas peores :S


           Uno de los portales es totalmente odioso. Me dieron ganas de dejarles un cartel  enorme diciendo que eran unos guarros. Lo habría hecho si no fuera porque es mi amiga la que después tenía que continuar el trabajo y dejaría mal a la empresa y no se habían portado mal conmigo como para hacerles eso. Les habría dejado una papelera con un cartel "ESTO ES UNA PAPELERA. ESTO ES UN BUZÓN" en sus respectivos sitios. Esa gente tenía la costumbre de usar el buzón de publicidad como papelera. Si llego a tener un destornillador a mano, se lo hubiera quitado y luego me hubiera hecho la loca "¿el buzón? ¿qué buzón? ah, sí, el que estaba ahí... pues ni idea ¿qué ha pasado?".

          En ese mismo portal, junto a os carteles habría dejado unas tarjetas de algún psicólogo o alguna psicóloga especializado/a en adicciones. No por el tabaco, que también, porque dejaban colillas por todos lados, sino por las pipas. Toooodo el bloque lleno de cáscaras de pipas.

Yo no tengo muy claro que hubiese cogido eso para pegarlo en un cartel... Puaaaaaj


         Pero lo peor, sin duda, es la gente que pasa por tu lado y ni te saluda 0_0 Entiendo que si estás de espaldas, a tu rollo limpiando, con tus cascos puestos y entra alguien y no te giras ni pareces darte cuenta, pues es normal. Pero que estés de frente, alguien entre y te mire y no te diga ni siquiera "hola"... es que yo sería incapaz!. También tengo que decir que estas personas fueron muy muy pocas, normalmente la gente ha sido hasta simpática. Y en muchísimas ocasiones hasta con apuro por pasar y pisarte lo que ya estaba fregado. Era hasta gracioso ver a algunos andando por un ladito, dando zancadas o yendo de puntillas para pisar lo menos posible. Cuando estás ahí te da exactamente igual, tú vas y limpias y siempre hay alguien entrando o saliendo, o que lo hagan según sales por la puerta, así que ni me molesta, pero a mucha gente le daba cosa. Ahí  se nota mucho la educación de las personas, si valoran lo que otras personas están haciendo, aunque sólo sea limpiar.

          ¿Conocéis a la persona que limpia vuestro portal? 
          Os aseguro que esa persona sabe cosas de vosotros que ni imagináis :P

viernes, 7 de octubre de 2016

Recuerdos de infancia

          Desde hace unos años tengo el afán de recopilar fotos, bien etiquetadas para saber dónde estuve y cuándo, además apuntar en la agenda todo lo que me pasó cada día, las cosas que hice... porque me da miedo perder los recuerdos. Y es que a veces cuando hablo con algunas personas me doy cuenta de que no recuerdo muchas de las cosas que esas personas recuerdan.

          La memoria es engañosa, a veces recordamos cosas de cierta forma pero puede que las personas que también estuvieron compartiendo ese momento las recuerden de forma diferente. A veces incluso es posible recordar algo que simplemente no sucedió o que no vimos (sé que tod@s vais a pensar que no os pasa y que no os pasaría algo así en la vida pero... no lo sabéis porque el cerebro no distingue un recuerdo de algo que pasó a uno inventado ¿no os dais miedo a vosotros mismos?). No creo que yo tenga un problema grave de memoria, pero tengo la sensación de perder muchos momentos de mi vida, así que me he propuesto rememorar algunos.

           Todo esto me ha venido a la mente porque hoy es el cumpleaños de una de mis primas (que por cierto suele leerme por aquí ¡hola V! xD) y muchos de los recuerdos que tengo de mi infancia son con ella y el resto de mis primos, celebrando cumpleaños de unos y otros o simplemente pasando los fines de semana en casa de la abuela. También recuerdo más los cumpleaños porque hay fotos, claro.

          Recuerdo cuando Emilio Aragón sacó su disco y el tema Te huelen los pies pegó fuerte. Evidentemente era fantástico para un grupo de niños, tanto por la música como por la letra, nos partíamos de risa. Creo que fue en un cumpleaños cuando echamos la tarde todos bailando como locos (o al menos eso recuerdo yo, jajaja).



          Mi hermana y yo teníamos los pies planos, así que recuerdo ir al podólogo y llevar unos horribles zapatos ortopédicos toda mi infancia hasta que cumplí los 12 y me negué a llevarlos más. También hacíamos por las noches ejercicios para los pies como andar de puntillas un rato y luego otro rato apoyándonos solo en los talones. No sé si eso lo hicimos un mes, o varios años, pero lo recuerdo mucho.



          En mi cumpleaños nunca había piñata porque no me gustaba. A mí desde siempre una piñata me parece un sistema muy injusto de regalar chuches. Sobre todo cuando tienes un primo que era capaz de recoger una bolsa entera y dejaba a los demás casi sin nada ¡qué rabia me daba!. Que lo pasábamos bien, pero para mí eso, sobraba.

          A veces íbamos a visitar a algunos familiares o amigos que vivían en Sevilla (yo vivo en Alcalá, a 15 km) y ¡a mí me parecía súper lejos y que se tardaba un montón! Y resulta que se tarda 20 minutos. Vamos, que está tan cerca que la mayoría de la gente que vive aquí trabaja en Sevilla.

          Tenía la suerte de disponer de un gran terreno acotado (así no tenían que estar pendientes de nosotros y sólo veíamos a las  madres cuando nos llamaban para merendar) con miles de cosas con las que distraernos. Sí, vale, era un negocio pero cuando estaba cerrado... era nuestro ¡muajajaja! Jugábamos a las casitas en una furgoneta (montábamos allí dentro un loft la mar de apañado), nos retábamos a ver quién corría más con la bici por un camino lleno de baches, incluso nos peleamos con los niños de la finca vecina montando nuestros "carros de combate" (vale, eran plataformas con ruedas armadas con macetas llenas de piedras para tirar y unos cartones para meterse detrás y protegerse), podíamos pasar toda una tarde recogiendo materiales y pegando cartones. Hacíamos nuestras propias cabañas con palets donde meternos a jugar y hacíamos trastadas.



          Pero ojo, estar casi en el campo también supone que a veces uno se accidente. Ir siempre con las rodillas ensangrentadas o costrosas era lo normal, aunque alguna que otra vez hubo que ir de urgencias y volver con puntos. Recuerdo (no sé si porque estaba presente o porque me lo contaron muchas veces) una toalla que se llenó entera de sangre mientras llevaban a mi prima a urgencias porque tenía una raja enorme en la pierna. A mi primo enseñándonos cómo le salía la sangre literalmente a chorro del brazo (porque se había punzado una arteria arreglando los frenos de la bici). Recuerdo la vez que tuvieron que despegarme las medias de una herida en el muslo porque se me había resbalado el pie andando por encima de un murito.

          Me acuerdo también de cuando pasábamos el rato dentro de la casa, viendo el equipo A o alguna película de Bud Spencer y Terence Hill, jugando al "cuarto oscuro" (es lo mismo que jugar al escondite, pero en un espacio muy reducido y en completa oscuridad, ¡todo al tacto!), confidencias a la hora de acostarnos y dormirnos a las tantas, o juntar 3 camas para dormir 5 xD.



          Me da la sensación de que tengo pocos recuerdos que no sean con ell@s y tuve mucha suerte por poder disfrutar tanto de la familia y del espacio que teníamos para reunirnos.

          Espero que no se os haya hecho demasiado largo el post. ¿Me contáis alguna anécdota que recordéis de la infancia?

¡Feliz fin de semana a tod@s!

martes, 4 de octubre de 2016

Besito

          Me está costando mucho coger el ritmo de actualizar el blog, pero esta vez sí que tengo excusa, y es que he estado trabajando. Ya lo contaré por aquí, porque está al nivel del resto de mi currículum... xD

          Hoy quiero compartir un diseño (que también vi por algún sitio en Internet) y que aunque me resultó un poco más complicado de lo habitual porque no se me da nada bien dibujar, queda muy apañado en conjunto.

          Lo pinté con mi nuevo esmalte nº287 de Kiko, que compré en la inauguración de una de sus tiendas en el centro comercial de mi localidad :D.


          ¿Cómo os está yendo este nuevo mes?